Clos Floridène 2016

Vino Blanco - 75 cl
Clos Floridène

26,70 (IVA incluido)

Disponibilidad: Hay existencias

País: Francia
Zona/DO: Burdeos / AOC Graves
Bodega: Clos Floridene
Añada: 2016
Variedad: 55% Sauvignon, 45% Semillón
Crianza: 9 meses en barricas 
Azúcar residual: -gr/l
Grado alcohólico:
Edad de las viñas: 35 años

Fermentación y crianza en barricas y tinas de madera.

“Una mezcla de 55% Sauvignon blanc y 45% Semillón, el sauvignon es dominante en nariz, con el semillón redondo penetrando en el paladar medio.

Acidez bastante alta, este es un clásico burdeos blanco seco, uno para los amantes del estilo. La crianza en barrica de este vino dura ocho meses, con remoción regular de las lías, en un 25% de roble nuevo. Aromáticos, crujientes encantadores, que aprovechan al máximo las posibilidades de envejecimiento del vino blanco.” Decanter

Clos Floridène, es hoy un viñedo de 40 ha, en la denominación Graves; Situada principalmente en la meseta de piedra caliza de Pujols sur Ciron, cerca de Barsac, también tiene algunas parcelas en las terrazas pedregosas de Illats. Su nombre evoca los primeros nombres de sus fundadores: Denis y Florence Dubourdieu. 

En sus inicios, en 1982, Clos Floridène es un pequeño recinto que comprende 2 hectáreas de cepas blancas viejas de Sémillon y Muscadelle, casa de un enólogo, una antigua bodega y 2 hectáreas de terreno baldío plantadas apenas fueron adquiridas en Cabernet Sauvignon. Poco a poco, mediante sucesivas compras de parcelas vecinas, se forma el viñedo actual. En 1991, Clos Floridène se expandió significativamente al incorporar Château Montalivet, un viñedo de 13 hectáreas, esencialmente contiguo a Floridène.

Los vinos Clos Floridène se elaboraron por primera vez en las bodegas de Château Reynon. En 2004 se inició la primera fase de construcción de la bodega Floridène. Estas nuevas instalaciones permiten la vinificación del tinto Clos Floridène de la añada 2005.

En 2016 se inició la segunda fase del trabajo con el objetivo de crear instalaciones para la vinificación y crianza de vinos blancos (hasta entonces vinificados en Château Reynon). Además, la histórica casa del enólogo de la propiedad ha sido renovada y transformada en una casa de huéspedes, con una sala de recepción contigua que permite a Clos Floridène organizar eventos y participar en el enoturismo.

El trabajo finaliza en 2018, por lo que se necesitaron 36 años de trabajo para consolidar a Clos Floridène como una entidad vitivinícola independiente y reconocida a nivel mundial.

Newsletter